The Way 2 Life
  Cristo Jesús es el Salvador
 

P A veces me pregunto si Dios me ama. Y si El es un Dios de amor, ¿por qué hay tanto sufrimiento y dolor en el mundo?

R En su libro llamado la Biblia, Dios nos revela que nuestros pecados son la causa de todo sufrimiento y dolor.
Si bien es cierto que Dios ha mostrado su amor al mundo, como leemos en uno de los versículos más conocidos de la Biblia:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16

Sin embargo, el amor de Dios está explicado en la Biblia.
 

Abominación es a Jehová el camino del impío; mas él ama al que sigue la justicia.

Proverbios 15:9
 

Porque Jehová conoce el camino de los justos; mas la senda de los malos perecerá.

Salmo 1:6

P Pero yo no soy un malvado. Soy una persona decente, una persona moral. Estoy seguro que lo bueno que he hecho en esta vida excede a mis errores y a toda mi maldad. ¿Cómo pueden esos versículos aplicarse a mi vida en particular?

R Conforme a la justicia de Dios aún la persona más moral es vista por Dios como un vil pecador que va camino al infierno. La Biblia enseña que nadie es lo suficientemente bueno en sí mismo para ir al cielo. Al contrario, todos somos pecadores y culpables delante de Dios.

Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda. No hay quien busque a Dios.

Romanos 3:10-11
 

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Jeremías 17:9

P Bueno. Y si delante de Dios soy tan malvado, tan vil pecador, ¿qué va a hacer Dios conmigo?

R La Biblia enseña que cuando llegue el fin del mundo todos los malos serán castigados eternamente en un lugar llamado infierno.

Porque fuego se ha encendido en mi ira, y arderá hasta las profundidades del Seol; devorará la tierra y sus frutos, y abrasará los fundamentos de los montes. Yo amontonaré males sobre ellos; emplearé en ellos mis saetas. Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente y de peste amarga; diente de fieras enviaré también sobre ellos, con veneno de serpientes de la tierra.

Deuteronomio 32:22-24

P ¡Oh, vamos! ¿Está usted seguro de que el infierno es real? No creo que sean así de terrible las cosas.

R Claro que el infierno es real, y las cosas son así de malas para todo aquél que no conoce al Señor Jesucristo como su Salvador. La Biblia hace muchas referencias acerca del infierno, describiéndolo como eterno, y de perpetuo sufrimiento.

Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Apocalipsis 20:15

Así será el fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Mateo 13:49-50

... cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder.

II Tesalonicenses 1:7-9

P ¡Eso es terrible! ¿Por qué Dios tuvo que crear el infierno?

R El infierno es terrible, y existe porque Dios creó al hombre con la responsabilidad de dar cuenta por sus acciones. La justicia perfecta de Dios demanda pago por el pecado.

Porque la paga del pecado es muerte.

Romanos 6:23

Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

II Corintios 5:10

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

Mateo 12:36

P ¿Significa eso que en el fin del mundo todos seremos resucitados para ser juzgados y luego enviados al infierno?

R Sí, así es; es decir,a menos que exista alguien que pueda ser nuestro substituto, alguien que tome nuestro lugar, y sufra el castigo de condenación eterna por nuestros pecados. Y ese alguien es Dios mismo, quien vino a la tierra en la persona de Jesucristo para sufrir la ira divina en substitución de todo aquel que cree en El.

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Isaías 53:5,6

Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras.

I Corintios 15:3-4
 

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

II Corintios 5:21

P ¿Quiere decir que si deposito mi fe en la persona de Cristo como mi substituto, quien fue castigado por mis pecados, ya no tendré que preocuparme acerca del infierno?

R Correcto, pues al creer en Cristo como su Salvador equivaldrá a como si usted mismo hubiera sido ya juzgado delante del trono del Juicio de Dios. Cristo, como substituto, toma el lugar de usted y paga la deuda del pecado.

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

Juan 3:36

P Pero, dígame: ¿qué significa creer en El? Si yo acepto todo lo que la Biblia dice acerca de Cristo como Salvador, ¿seré librado de ir al infierno?

R Creer en Cristo significa más que aceptar en nuestra mente las verdades de la Biblia. Significa que hemos llegado a confiar en todo el mensaje de la Biblia, reconociéndola como la ley de Dios para nuestra vida. También significa que hay en nosotros un contínuo y sincero deseo de ser obedientes a los mandatos de la Biblia. Descubrimos así que estamos verdaderamente felices de estar viviendo como Dios nos instruye en la Biblia.

Y en esto sabemos que nosotros le hemos conocido, si guardamos sus mandamientos.

I Juan 2:3

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Mateo 6:24

P ¿Está usted diciendo que no hay otra manera de escapar del infierno, a no ser a través de Jesucristo? ¿Y qué acerca de otras religiones, incluyendo muchas que profesan fe en Cristo? ¿Irán también sus seguidores al infierno?

R Sí, así es. Ellas no pueden escaparse del hecho de que Dios hace responsable de sus pecados a todo ser humano, individualmente. Dios exige un pago por los pecados, y las religiones no pueden proveer un substituto por el pecado de sus seguidores. Cristo es el único que puede llevar sobre sí nuestra culpa y salvarnos. Por lo tanto, uno debe abandonar su religión y venir a confiar solamente en la Biblia.

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Hechos 4:12

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 14:6

P ¡Ahora estoy desesperado! ¡No quiero ir al infierno! ¿Qué puedo hacer para salvarme?

R No hay nada que Ud. pueda hacer por sí mismo para salvarse. La Biblia nos dice que solamente Dios puede salvarlo. Dios lleva a cabo el milagro poderoso de la salvación, aplicando la Palabra de Dios (la Biblia) a los corazones y vidas de quienes El planea salvar. El efecto de este milagro de salvación sobre la persona salva es que ahora ella tendrá amor a Dios y a la Biblia. Ahora es más que feliz, obedeciendo el libro de la ley de Dios, la Biblia.
Por eso si usted desea sinceramente ser salvo, debería pasar mucho tiempo leyendo cuidadosamente o escuchando la Biblia.

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Romanos 10:17

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.

Efesios 2:8

Entonces una mujer llamada Lidia... estaba oyendo; (a Pablo, quien le presentó el Evangelio) y el Señor abrió el corazón de ella...

Hechos 16:14

P Ud. sigue mencionando la Biblia. ¿Qué importancia tiene la Biblia?

R La Biblia es el libro más importante en el mundo porque es el libro de la ley de Dios para la raza humana. Es por medio de leer o escuchar la Biblia que una persona está en el lugar donde Dios puede salvarla si esa es la voluntad de Dios para esa persona. Además también aprenderá muchas verdades maravillosas y asombrosas acerca de Dios y Su plan de salvación. Realmente estará oyendo la voz de Dios porque Dios es el autor de la Biblia y por lo tanto está hablándole por medio de Sus Palabras (La Biblia).

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

Salmo 19:7

Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová.

Salmo 119:1

P ¿Puedo orar que Dios tenga misericordia y me salve?

R ¡Definitivamente SÍ! Dios es muy misericordioso. Por tanto, la Biblia nos dice que podemos y debemos orar a Dios, rogándole y suplicándole misericordia y salvación, admitiendo que somos pecadores que merecemos la ira de Dios. Esto no nos salva, pero tendremos la seguridad de que Dios sabe nuestro deseo intenso de ser salvos.

Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.

Lucas 18:13

P: ¿Debo asistir a una iglesia?

R: La Biblia nos dice que casi por 2000 años después de que Jesús murió en la cruz aquellos que creen en Jesús, si fuese posible, debían de ser miembros de una iglesia. lo que hemos visto y Oído lo anunciamos también a vosotros, para que vosotros también Tengáis Comunión con nosotros. Y nuestra Comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. 1 Jo 1:3.  No obstante, el Altísimo no habita en casas hechas por mano, como dice el profeta: Acts 7:48. "He Aquí que vienen Días, dice el Señor Jehovah, en los cuales enviaré hambre a la tierra; no hambre de pan, ni sed de agua, sino de Oír las palabras de Jehovah. 12 Irán errantes de mar a mar. Desde el norte hasta el oriente Andarán errantes buscando palabra de Jehovah y no la Encontrarán. 13 En aquel Día Desmayarán de sed las bellas muchachas y los Jóvenes. Amos 8:11-13

Debemos recordar que no podemos ser salvos por medio de una iglesia o por un Pastor o por un Sacerdote, o por medio del bautismo en agua o mediante el Servicio de Comunión. Solamente el Señor Jesucristo quien es Dios mismo puede salvarnos. La Biblia enseña que en el tiempo presente es fuera de las iglesias donde

 

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos;

Apocalipsis 7:9


P Por favor dígame cómo salva Dios a las personas.

R La Biblia, en Juan capítulo 11, nos da un ejemplo sobresaliente mostrando que solo Dios hace toda la obra para salvarnos. Cristo resucitó a un hombre llamado Lázaro quien había estado muerto por cuatro días. Jesús se paró fuera de la tumba de Lázaro y mandó: “Lázaro, ven fuera”. Obviamente el cadáver hediondo dentro de la tumba no podía oirle u obedecerle.
La Biblia nos dice que nosotros, antes de ser salvos, estamos muertos espiritualmente. No obstante, Dios nos manda a buscar a Dios, a creer, a arrepentirnos. Sin embargo, al igual que era imposible para el muerto Lázaro obedecer al mandato de Jesús de salir de la tumba, es imposible para una persona muerta espiritualmente el obedecer al mandato de Dios de creer en Jesús para salvación.

Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Juan 6:44

Aún así Lázaro oyó la orden de Jesús y salió de la tumba, vivo. ¿Cómo sucedió eso? Eso significó que cuando Jesús mandó al muerto Lázaro que saliera, Jesús en su Espíritu tuvo que entrar a esa tumba y le dio a ese cadáver hediondo, vida física, oídos para oír, y una voluntad y fuerza para obedecer el mandato de Cristo.
Del mismo modo para aquellos a quienes Dios planea salvar, cuando El nos manda a creer, a arrepentirnos, a ser salvos, El está hablando a cadáveres espirituales quienes de sí mismos jamás podrían salvarse. No obstante hay quienes comienzan a creer en Jesús como Salvador, que descubren que son más que felices cuando hacen la voluntad de Dios. La evidencia en su vida es que de algún modo fueron salvos. Esto puede pasar solamente porque cuando Dios les mandó a creer, Dios también les dió vida y los salvó. Y porque El les salvó ellos descubrieron que habían llegado a creer en Jesús. Descubrieron que ese pecado se había convertido en algo muy desagradable para ellos. Era evidente que Dios les había escogido para que fueran salvos y cuando oyeron el Evangelio Dios aplicó la Palabra de Dios a sus vidas y ellos fueron salvos.
Si usted no es salvo, escuche diligentemente a la Biblia. Cuidadosamente y en oración lea la Biblia una y otra vez. Puede ser que Ud. también reciba la salvación cuando Dios a través de Su libro de la ley, la Biblia, lo llame. NO IMPORTA CUÁN HORRIBLE HAYA SIDO SU VIDA O CUÁN TERRIBLE HAYA USTED PECADO, ES TOTALMENTE POSIBLE QUE POR LA MISERICORDIA DE DIOS USTED TAMBIÉN HAYA SIDO ESCOGIDO POR ÉL PARA SER SALVO.
Sin embargo, recuerde que Dios hace todo en Su tiempo. Por tanto, Ud. debe esperar pacientemente en el Señor mientras continúa aprendiendo de la Biblia.

Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.

Lamentaciones 3:26

En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.

Salmo 62:7,8
 
  Visitors 12 visitors (44 hits)